viernes, 28 de agosto de 2015

Escalas del crucero NCL Jade 2010. Mediterraneo clásico.

¡Hola viajero!

Esta semana te traigo el resumen que os prometí el viernes pasado, en el que conocerás las ciudades que visitamos en el primer crucero que hicimos por el Mediterráneo. Si te perdiste el post de la semana pasada, en que te hacía recomendaciones sobre el barco NCL Jade, aquí mismo tienes el enlace.

Norwegian Jade (ship, 2006) by Ivan T. - Own work



Las escalas de este crucero fueron algunas de las más emblemáticas que suelen hacer los cruceros por el Mediterráneo:

Palma de Mallorca
Barcelona
Montecarlo
Livorno (con visita a Pisa y Florencia)
Civittavechia (que es puerto de entrada a Roma)
Nápoles (con visita a Pompeya)
Un día de navegación.
Palma de Mallorca

Y aquí tienes una serie de recomendaciones que hay que tener en cuenta en las escalas:



1- Consultar el Freestyle Daily

Cada día vas a recibir en tu camarote el folleto con toda la información de las actividades y horarios de la escala del día siguiente, que en NCL se llama Freestyle Daily. No olvides repasar las horas de llegada a puerto y de salida, para planificar tus excursiones.

Cada escala es diferente. el barco llega a distinta hora a puerto, está un número de horas diferente y después, zarpa a una hora diferente cada vez. Al salir por el control, un cartel te recordará a qué hora hay que estar de vuelta a bordo. Suele ser una hora antes de zarpar. Si te llevas contigo el Freestyle Daily, donde lo pone, te quedarás más tranquilo. Además, tendrás los teléfonos de emergencia donde llamar para contactar con el barco y otras informaciones prácticas.

2.- Conseguir el folleto de la escala en recepción.

También es muy interesante recoger el folleto de la escala en recepción, puesto que suelen tener un mapa de la ciudad a visitar, y algunas reseñas sencillas de lo que tiene que ofrecer la escala, como pueden ser monumentos, tiendas o restaurantes.

Nosotros nos llevamos siempre con nosotros este folleto, para tener una pequeña guía, además de nuestros mapas impresos en casa. Pensad que no siempre vais a tener Wi-Fi disponible para consultar por internet.


3- Horarios de desayuno

Cuando sepas a que hora llega el barco a puerto, organiza el desayuno. Muchas gente madruga bastante para salir a primera hora y enlazar con sus excursiones. Así que tendrás que ser precavido, y escoger mesa enseguida que llegues al comedor.

Con niños, es más sencillo. ellos tiene su zona preferente en la entrada al comedor, donde hay mesas y sillitas de su tamaño, donde siempre hay más sitio disponible, y donde los mayores, con la excusa de acompañarlos, también aprovechábamos para desayunar.


4- Pasar los controles

También pueden formarse colas en las salidas del barco, porque todos han de pasar el mismo filtro. Puedes evitarlas si sales a horas menos concurridas, pero sólo en caso de que la excursión la hagas por libre, ya que los horarios de recogida de los autocares concertados suelen ser pronto.

Has de tener en cuenta que no está permitido sacar comida del barco, ni tampoco te van a dejar pasar comida fresca, horneada o cocida comprada fuera, por razones de seguridad alimentaria, por lo que ni lo intentes. Pero no dice nada de subir a bordo alimentos envasados o bebidas, así que puedes traer contigo estas cosas.


5- Aprovechar los transfers que ofrece el barco

En el Folleto diario, te informarán de los servicios que pone el barco a tu disposición, o bien de los que pone el puerto. A veces, te ofrecerán un tránsfer (autobús) por precio inferior a lo que vale una excursión que te deje en la ciudad más próxima, es decir, fuera de la zona portuaria.

Por ejemplo, en las escala de Livorno, por 5 euros te sacan del puerto, para llevarte a la ciudad donde sale el tren hacia Pisa y Florencia y en la escala de Civittavechia, donde se coge el tren a Roma, el tránsfer hasta la ciudad es gratuito.

Es interesante averiguarlo la noche antes, para poder organizarte mejor. Nosotros en esta ocasión, no tuvimos ninguno, ya que las excursiones las contratamos desde casa con una compañía local.


6- Equipaje ligero para pasar el día

Al contrario de lo que parece, al viajar con niños, no necesitarás un montón de cosas, por lo que es recomendable llevar lo mínimo, que incluye dinero, documentación, mapas y cámara de fotos. Una pequeña mochila, es lo que vas a necesitar.

Puedes traer algún muñequito, que no tenga mucho valor sentimental, por si se perdiese, lápices de colores y papel. Pero ellos preferirán comerse un helado, correr por el suelo empedrado o cualquier cosa que se les ocurra. Tu puedes animarles a conocer el lugar que visitas preparando alguna historia de romanos para entretenerlos, y evitar así el momento "me aburro". ¡La imaginación al poder!



Escalas


Barcelona: 

Llegada a puerto: 6:00
Todos a bordo: 16:30
Tiempo de la escala:12 horas


Esta escala la hicimos por libre, cogiendo un taxi en la estación marítima que nos dejó en el centro. En Barcelona ya habíamos estado, pero siempre es bonito ir a sitios nuevos, así que nos decidimos por visitar el Zoo de Barcelona. Una de las cosas que más les gustó fueron las tirolinas que hay en la zona de juegos del zoo. Aquí pudimos disfrutar de un buen momento para una pausa y un rato de diversión para todos.



También pudimos pasear por el Port Vell, ver al estatua de Colón y el mercadillo de artesanía que se pone aquí mismo. Para ser el primer día, ¡hicimos muchas cosas!. La verdad es que la escala es corta, y tienes que embarcar pronto, así que, pronto al barco, y a seguir la fiesta en el miniclub.


Montecarlo:

Llegada a puerto: 10:00
Todos a bordo: 18:30
Tiempo de la escala: 8:30 horas


Esta escala la hicimos por libre. Al llegar a Mónaco, te acoge un pequeño puerto lleno de yates lujosos, a mas no poder. El casino está a la vista desde el barco, y te da una idea del lujo que se disfruta en este pequeño principado.

Desembarcamos directamente en el puerto, y caminando, nos dirigimos a la primera parada de bus que vimos. Allí cogimos un autobús que daba la vuelta por toda la ciudad, y regresaba hasta el puerto.

Una de las cosas que nos hacía ganas visitar era el Jardín japonés, con todas su flores, casitas de te y un estanque precioso de carpas. Aquí nos relajamos una buen rato esa mañana. Los niños jugaron a esconderse y a buscarse entre las flores, contemplaron las carpas y atravesaron los puentes. Fue muy divertido y sorprendente.

By User:Parisette (Own work) [Public domain]


Livorno-Pisa-Florencia:

Llegada a puerto: 8:00
Todos a bordo: 18:30
Tiempo de la escala: 10:30 horas


La excursión la teníamos contratada desde casa a través de un foro de viajes donde conocimos a un grupo de españoles. Enseguida nos pusimos de mote "La roja" ya que era el año que España ganó el mundial. Entre todos gracias a la coordinación de una compañera, pudimos llenar los autocares para contratar las excursiones de Italia, con la empresa En Roma Transfers. Al tener guía en español, la comunicación fue muy buena, y facilitó hacer las visitas correspondientes.


En caso contrario, la visita podría haberse realizado contratando con el propio barco o bien por libre, usando el transporte en tren desde Civitavecchia, pero no quisimos arriesgarnos a perder el tren, y en consecuencia el barco, que como os comentaba, es estricto en la salida y llegar tarde puede provocarte un dolor de cabeza.

Esta excursión era doble, ya que teníamos que cubrir en un día las ciudades de Pisa y de Florencia.
































Ya sabes que Pisa es famosa por su torre inclinada, pero no hay que descartar la visita a la catedral y al baptisterio, edificios que forman parte del conjunto arquitectónico, aunque no, no señores, la torre no está hecha de pizzas. Es de mármol blanco, como todos los edificios del mismo periodo.



Después de hacer las típicas fotos aguantando la torre, pasear por las tiendas de souvenirs y mezclarnos con todos los turistas que había, partimos hacia nuestro nuevo destino. La Ciudad de Florencia.







Aquí llegó la locura, porque todo el mundo sabe que los mejores helados del mundo están en Florencia. al menos, eso pensaron mis hijos. Y nosotros, los mayores, disfrutamos de una variedad de obras de arte increíble. Todo lo que estaba a nuestra vista, era puro arte. Hicimos la visita a pie, cosa sencilla hasta para los niños, aunque nosotros íbamos armados con nuestro carrito de bebé, lo cual facilitó mucho la cosa.


Nos dirigimos por las calles, siguiendo a nuestro guía, a visitar todas las iglesias hasta llegar a Santa Maria del Fiore, la principal, la más famosa: Esa cúpula diseñada por el artista Brunelleschi, que es parte de la vista más representativa de la ciudad.


































Y a pesar de la gran cantidad de turistas haciendo lo mismo que nosotros, pudimos ver en todo su esplendor todo el centro histórico. Me quedo con la idea de regresar alguna vez a ver todo esto con más calma, y así poder entretenerme el tiempo suficiente para disfrutar de verdad todos los rincones de esta magnífica ciudad.


Civittavechia-Roma:

Llegada a puerto: 8:00
Todos a bordo: 19:30
Tiempo de la escala:11:30 horas

En esta ocasión, también visitamos la ciudad con En Roma Transfers, en un viaje de aproximadamente una hora en autobús hasta Roma. En especial, nos gustó el Coliseo, que pudimos ver de cerca. Y el paseo a pie nos llevó a través de las callejuelas hasta la Fontana de Trevi, a la que echamos la correspondiente moneda, para regresar aquí algún día.




Al pie de esta fuente nos comimos un trozo de pizza que nos supo a gloria, y no nos costó muy cara. La visita a Roma fue buena, aunque siempre nos quedarán las ganas de volver a ver sus maravillas.







No hay que perderse la plaza Navona, que era usada para simular batallas navales, ni la Piazza
Spagna
, donde tienes el comienzo de una preciosa escalinata que lleva a la iglesia de Trinità dei Monti.  




By 2pi.pl (Own work)


La vista al Vaticano también es parada obligada, y así dimos un buen paseo por la plaza de San Marcos, y los museos vaticanos. La capilla sixtina, con todo mi pesar, la dejamos para otra día. (monedita, monedita, haz que regresemos pronto...)




Y con esto dejamos Roma para dirigirnos al barco de nuevo, y prepararnos para la cena. Nos merecíamos un buen descanso, que al día siguiente nos tocaba visita arqueológica.


Nápoles- Pompeya:


Llegada a puerto: 7:00
Todos a bordo: 18:30
Tiempo de la escala:11:30 horas



Como en las anteriores escalas, teníamos contratada la excursión con En Roma Transfer, y esta vez, se trataba de visitar las ruinas de Pompeya, la ciudad que quedó arrasada en minutos por la erupción volcánica del Vesubio.





La ciudad romana sorprende mucho, ya que se encuentra muy bien conservada. Se puede apreciar todo su trazado, y ver muchas de las viviendas en pie. Era una gran ciudad, con su foro, con su teatro, con casas señoriales de estructura típica romana, patios interiores y decoración pintada al fresco.





Es sobrecogedor contemplar desde el foro la efigie del Vesubio, ahora extinto, que preside la ciudad. Los niños disfrutaron de pasear entre las ruinas, de hacer carreras y de esconderse entre las columnas. 



La visita fue muy instructiva: aprendimos mucho sobre la vida en tiempos del imperio romano, gracias a la guía que nos contó todos los entresijos de la ciudad.



Navegación

Y llegó el día de descanso. Siempre viene bien disponer de ese día de navegación para hacer un poco lo que uno quiera, sin sujetarse tan estrictamente a horarios de excursiones. Fue el momento de disfrutar de las zonas comunes, de la piscina y de las zona de deporte. Siempre hay algo que hacer a bordo, y no creo que haya momento para aburrirse, incluso en este día.

Palma:

Llegada a puerto: 6:00
Todos a bordo: 17:30
Tiempo de la escala:11:30 horas

Y por fin, llegamos a casa, con la visión de nuestra querida bahía de Palma, y la catedral a primera hora de la mañana. El desembarco fue sencillo, claramente establecido y sin agobios, y desde allí, a casa a descansar un poco más y reordenar los recuerdos.

By Bizarro (Own work)


¡Que te ha parecido? ¿te animas a hacer un crucero con tus peques? Cuéntamelo en los comentarios. ¡Nos leemos el viernes!